Manifiesto del Viernes 13 de enero de 2017

Manifiesto del Viernes 13 de enero de 2017

No soy ningún erudito en la materia de historia ni me considero un friki de la saga “Viernes 13” ni del slasher en general. Mi nombre es Miguel Pedraza, actualmente presido la Asociación Cultural Cinefans (que organiza este evento) y dirijo, junto a mi hermano David, el Festival internacional de cine fantástico de Torremolinos que lleva 6 años celebrándose en el Palacio de congresos. Por ello, pido disculpas por adelantado de los posibles errores históricos.
La sociedad ha cambiado mucho con el auge de la cultura popular.
Las fechas instauradas en el calendario se debían, hasta hace menos de 100 años, a festividades religiosas o paganas basadas en tradiciones: la Navidad, la Semana Santa, etc.
Desde el siglo XX, un grupo de personas que amaron la cultura, empezaron a reivindicar la cultura popular: desde las primeras vanguardias artísticas hasta el pop-art.
Con la llegada de la globalización (fruto de la expansión de los medios de comunicación, de Internet y de los intereses comerciales) en los últimos 40 años, hemos adoptado costumbres de otros lugares. Costumbres como Papá Noel, como Halloween o como el Black Friday.
Los cinéfilos más denostados por la sociedad, aquellos que amamos el terror en su expresión más pura, no contamos con un día propio en el calendario: cosa que, parece que hay que oficializar hoy día.
Sí, existe el día del cortometraje, ceremonias de entregas de premios y festivales de cine fantástico y de terror (el 90% underground), pero no tenemos un espacio propio fijado y organizado.
Algunos dirán que si Halloween. Pero, seamos sinceros, Halloween se ha convertido en un carnaval de terror, baile y fiesta y, cada vez, queda menos de la esencia natural: el terror.
Desde “Asociación cultural Cinefans” creamos este evento y lo marcamos a fuego en el calendario desde el día de hoy: viernes 13 de enero de 2017 como día del terror por antonomasia. Esperemos que tenga su éxito y no caiga en el olvido. Lo merecemos los amantes del terror de verdad y no de otras infantiladas.
Aquí, en los países latinos, el día por antonomasia de la mala suerte es “Martes 13” (nosotros, los más viejos, casi que lo tenemos asociado al famoso dúo humorístico) pero el día clásico de “mala suerte” en el mundo ha sido siempre el “Viernes 13” y ello proviene de la religión católica: Viernes porque se considera un día de luto (en honor al Viernes Santo) y 13 porque Cristo y sus 12 apóstoles suman 13: Judas, el traidor, era la persona número 13.
Pero esto no lo hacemos para celebrar el día de la mala suerte. Lo hacemos porque existe una saga de películas (bastante discutible en calidad, por cierto) llamada así: VIERNES 13, iniciada en 1980 por Sean S. Cunningham y que se ha convertido en un icono popular de los años 80, formando junto “Halloween” y “Pesadilla en Elm Street” la santísima trinidad del slasher ochentero (dejamos a un lado a “La matanza de Texas”). Los años 80: edad dorada del terror adolescente y pop.
Los que habéis visto la película original de 1980, sabréis que el personaje principal de la saga es Jason Voorhees (y en la primera entrega: su madre Pamela).
Según el guion de la película y según se nos cuenta en ella, el pequeño Jason murió ahogado en un lago en el año 1957.
En este año 2017 se cumplen 60 años de la primera “muerte” (oficial) del Jason humano y del nacimiento del mito. Por eso, ¿qué mejor año para celebrar por primera vez este “Viernes 13” que el año en el que se cumplen 60 años de su muerte?
Hoy, todos los amantes del cine de terror puro y duro tenemos un padre: Jason Voorhees y una abuela: Pamela Voorhees (la madre de Jason). El que seamos amantes del cine de terror, no quiere decir que seamos personas violentas ni estemos a favor de la violencia: fuera ese estigma social. Nos gusta el cine de terror, pero ni somos raros ni somos psicópatas, ni somos enfermos, por ver esas imágenes: somos personas con ese gusto y estamos en contra de la violencia en la vida real, de los psicópatas, de los delitos y, especialmente, de los asesinatos en la vida real.
Puede que la película y, sobre todo la saga, sea bastante floja… pero el icono es poderoso.
Así que sin más, hijos de Jason, nietos de Pamela, amantes del cine de terror auténtico: feliz viernes 13 y viva el cine de terror… aunque jamás lo nominen a los Oscars, sus actores y actrices no se lleven grandes premios y estén condenados a Comic Con, festivales temáticos y demás eventos casi undergrounds… todos ellos, injustamente infravalorados por la crítica y por las academias de cine.
Viva el cine de terror, bienvenidos todos y feliz viernes 13 de enero de 2017.
Miguel Pedraza Fuentes (Viernes 13 de enero de 2017)
Coméntalo con Facebok

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *